Desde Lysekil en Suecia

IMG_20150425_165120

Lysekil se pronuncia LiseGil. La qprimera sílaba Ly, se oye igual que con la i pero hay que poner la boquita como si fueras a dar un “piquito”, y la segunda como el sonido que hacía Harry Potter cuando hablaba Parsley con las serpientes una especie de “ghji”. Lysekil.

En Noruega, es bien sabido que los suecos son expertos en servicio, los requieren y los prefieren para atender restaurantes y hoteles. Igual que  a los filipinos en Asia y a los andinos en América. No puedo negar que desde que llegué esta mañana, la gente de esta pequeña ciudad han hecho de este “escape” de fin de semana, una experiencia y un destino más agradable de lo que imaginaba.

Siempre es un reto, escoger un lugar, que sea atractivo por uno o dos elementos y quede a una distancia cómoda para  manejar, especialmente en Escandinavia donde cada centavo cuenta y duele cuando no está bien gastado. Una mochila con cuatro cosas, y la expectativa, no muy alta pero suficiente para aderezar la rutina.

El clima no ha sido favorable, nublado y frío, pero lo suficientemente amable como para permitirme una copa de vino en las mesas de afuera, en el pub más popular del centro, mientras escribo esta entrada.

Pero qué es lo que me ha cautivado de este lugar? El mar de Skagerak. Si bien son las mismas aguas que ondean en varias costas de la zona antes de llegar aquí, en este punto en particular, se cultivan de los mejores mejillones de la región, nephrops norvegicus o ecrevisses en francés porque no encontré el nombre en español, algo entre langostino y langosta muy sabroso y ostras que son delicadamente escogidas a diez metros de profundidad, respetando su ecosistema en los bancos de arena, y la maduración de la especie, al menos cuantro años, para que el consumo humano no altere su balance ecológico.

Ibamos nueve personas en el barco, incluyendo el capitán y el guía, y por supuesto, Tito, mi perrito. Nos adentramos en esas aguas que poco salpicaban, no sé si por timidas o por ocupadas cuidando de sus animales marinos. Si acaso tuve que sacar la mano para estechar la suya, negra y salada.

Una de las caracteristicas que más me gustó de la operadora turística “Lysekils Ostron & Musslor” es que quien acompaña a los turistas es su dueño y el guía Adriaan, un holandés “errante”, (broma), que baja a las profundidades de las aguas, con una sonrisa y los dos un disfrute que contagia la travesía. No se les escapó un detalle. Comimos ostras que aprendimos a abrir, un asopado de mejillones al vino blanco, ajo, cebollas y zanahorias, sentados en sillas de piedra que se sentían tan cómodas, como las que probablemente usaría el rey sol en sus días de soberano.

Nuestro Versalles, ese islote opulente emplumado de bruma. Y para completar la fiesta, un espumante que ofreció la familia de cinco que celebraba el 85 cumpleaños del abuelo. Un señor guapísimo que lucía quince años menos. Trajeron a la tarde, un coro de risas que hacía tiempo no escuchaba. La cantante principal, la abuela de 84 que con pericia repartía chistes y miradas amorosas. Pensé en mi familia y pedí a Dios les siguiera bendiciendo con muchos años más a ese matrimonio que esta tarde me dejó una lección. Estoy segura, me escuchará.

Emprendimos la vuelta al muelle después del “kake y el kafe”, el sello escandinavo por excelencia. Escandinavo que se respete, ofrece café y torta. Hoy,  crema de vainilla y coco. Café negro, fuerte sin azúcar, sin leche, en mi caso. Parece que los suecos usan leche, los noruegos no, yo tampo. Pasaban las cuatro de la tarde y yo, a golpe de cafeína, rebotando por el bote no paré de hablar ni de cantar. Menos mal que fue al final, si no me hubiesen botado por la borda.

Si algún día vienes a Suecia, con tiempo, no te pierdas de este amabílisimo destino que sin muchos aspavientos, ni publicidad, te dejará, un beso con pintalabios marinos, marcado en el corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s